Tag Archives: trabajo

El tio que superó la berlinale

31 Oct

Es el tío que siempre está detrás de alguien,
es la sombra de aquel que le cobija,
aquel más poderoso, más alto, más rico, más más, más nada,
aquel que solo busca que le alaben.
Es el tío que superó la berlinale
el que migra en sonrisa la mueca
sin temer a que sus cambios le delaten
ya que cuenta por docenas sus caretas.

Me está hirviendo la sangre cada día,
no me templa la fe ni la paciencia,
me bulle tanta ira en la cabeza
que o me siento a vomitarte o me revienta.

Es el perro que lame,
el mono que espulga,
la rata que roe,
el cuco que estafa,
la cucaracha, la sanguijuela,
la tenia mitológica que te desvela.

La enredadera que siempre se eleva,
la viuda negra traicionera,
la hembra del mosquito,
la mosca cojonera,
el candirú maldito que me envenena.

Me está hirviendo la sangre día tras día,
no me templa la fé ni la paciencia,
me estás hinchando tanto las vergüenzas
que o vuelvo a maldecirte o me revientan.

Es el hongo que crece mientras queden
honestidad y esfuerzo verdaderas,
¿no habrán de fumigarte, de desenmascararte
y mandarte al abismo del que vengas?

Me está hirviendo la sangre día a día,
no me templa la fe ni la paciencia,
y ahora que lo descubro es una pena,
que acabo de escribirte una poesía.

Oportunidad

5 Jun

Ayer, por no retrasar más un proyectillo urgente que tenemos, fuí a una reunión con los ingleses a pesar de estar de vacaciones (ahora me podéis decir tonto en los comentarios).
Acabada la reunión me estaban dando el follón con una cosilla, así que fuí a fumarme un cigarro antes de arreglarlo.
A la vuelta del cigarro hay que subir cuatro escalones, yo me tropecé en el cuarto y a punto de dar con el morro en el suelo, puse rápido el pie derecho lo que evitó la caída. Pero no puse el pie por la planta lo cual habría sido más recomendable, sino que más bien clavé el pulgar del pie derecho como principal punto de apoyo.
Como últimamente no he practicado mis dotes de bailarina ahora tengo el dedo hinchado y con unas cuantas rojeces poco alentadoras, además de un dolor considerable.
Vamos a ver al mediquito a ver qué dice, y mañana nos vamos a Londres. Ahora viene cuando me podéis decir imbecil en los comentarios.

Lunes

26 May

Torcido,
intentando cuadrar un resultado que huye, que quiebra y me recorta
y me deja tumbado en el suelo, llorando mi desgracia,
mi incapacidad de lunes,
mi angustia de impotencia.
Siniestro,
enquistado en mi inutilidad para el avance,
estéril de victorias,
de impulsos.
Vencido,
por números y tipos y operaciones frustradas
y resultados falsos y torpes intenciones,
otra vez la cabeza enclaustrada en un laberinto numérico,
conceptos que nadie entiende,
sofisticados, complejos,
erróneos.
Desesperado,
víctima del lunes en su máxima expresión,
un lunes antiguo, sabio, retorcido y perverso,
el puto amo de los malditos lunes.

Media_http1bpblogspot_buhef


La foto es de Duncan