Archivo | mayo, 2011

A tí, desconocido

31 May

Decir que me ha robado, el tiempo, la sencilla emoción de conocerte,
a tí, desconocido.

Decir que me ha robado la vibración de aproximarme a otra mente, a otra alma;
expectante e íntimamente alegre, vestidas las preguntas de inocencia, los intereses.

Que tantos desencuentros, si no sabes
hacer de vez en cuando borrón y cuenta nueva
vierten polvo y más polvo, y te ensombrecen.

Decir que ya he extraviado la esperanza, como estación de origen del descubrimiento,
carbón con que alentar los encuentros fugaces.

Decir que soy, terriblemente hostil e inexpugnable,
impertinente, aciago, insoportable a veces.

Que tantos contratiempos personales
si no le das la vuelta a la botella
suman barro y más barro, y te envilecen.

Decir que visto yelmo, coraza y guanteletes,
si te aproximas; aún abiertos tus brazos, por natural defecto en mi mirada.

Decir que estoy caduco para la expectativa
de verte amanecer en tus palabras.

Que tantas decepciones, si no sales
a desbrozar un poco en primavera,
forman lodo y más lodo, y te envejecen.

Decirte sin embargo, que desde mi trinchera,
aunque aparente mustia la mirada;
desde esta detestable indiferencia,
aún sigo deseando conocerte,
aún sigo deseando descubrirte,
a tí, desconocido. 

Aunque los surcos de tantas cicatrices,
me impidan merecerte. 

 

Sigue leyendo

Anuncios