El chico y el balón

15 Mar

El chico tiene los ojos abiertos como en el manga, las pupilas brillantes, dilatadas por la droga del entusiasmo que impulsa  un proyecto permanente de carcajada en sus labios.

Corre tras el balón, pero el cuerpo adelanta a las piernas y tropieza. — !Te has caído! — dice entre risas. Se levanta y corre tras el balón de nuevo; lo golpea. — ¡Gool! — lo golpea de nuevo.— ¡Gool! — Vuelve a tropezar y se lleva una mano a los rizos dorados mientras sonríe sorprendido de haberse caído de nuevo; solo un segundo para volver a levantarse, y a reir, y a gritar entusiasmado ¡Goool!.

Se detiene sobre la rejilla de un desagüe como quien acaba de descubrir un pasaje secreto, se arrodilla y se asoma para confirmar. — ¡Basura!. Permanece unos segundos mirando a la oscuridad del sumidero, al misterio. Y se levanta y da un salto con los brazos pegados al cuerpo mientras mira al cielo, como si pudiese despegar en cualquier momento impulsado por la fuerza de su entusiasmo. 

Corre un par de zancadas y golpea de nuevo el balón de plástico estrellado.— ¡Gool! — y tropieza de nuevo y se grita entre risas .— ¡Te has caido! — y se levanta incansable, riendo sin parar desde que ha descubierto que el mundo es un lugar maravilloso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: